Saltar al contenido principal
Fuengirola
Fuengirola

Casa Cruz

Vivienda en un olivar
ALZIRA
Regeneración urbana
JIMENEZ&LINARES_CASA CRUZ_Imagen exterior
Tipo
Vivienda
Ubicación
Sevilla
Año
2020
Cliente
Privado
Programa
Vivienda unifamiliar
Superficie
210 m2
Equipo de proyecto
Elena Jiménez + Abelardo Linares
Colaboradores
Paloma Márquez + David Vera

Casa Cruz se ubica dentro de un paisaje de olivos en la comarca sevillana del Aljarafe. La vivienda se aleja de cualquier núcleo urbano cercano, diluyéndose los límites de la parcela con el resto del paisaje.

El esquema funcional de la vivienda asemeja la estructura de la Villa Rotonda de Palladio, donde el volumen exterior se ve intersecado por un segundo volumen en forma de cruz, que vacía el interior de la vivienda.

La cáscara exterior de la casa, un cilindro blanco de dos plantas, se ve interrumpido por una pieza en forma en cruz, conectando las fachadas opuestas y consiguiendo transparencia hacia las cuatro orientaciones. Además, en altura el espacio central se dilata con una doble altura, conectado con la galería superior previo a los dormitorios.

En el eje de acceso se une el salón, que ocupa una posición central bajo la doble altura, con el jardín y la piscina. El volumen resultante de la doble altura sirve para dimensionar la piscina, manteniendo las proporciones espaciales interiores en el exterior de la vivienda. En el otro eje, se sitúan cocina y comedor como áreas más acotadas, pero directamente comunicadas al salón.

El esquema funcional relega a las esquinas sólidas las zonas de servicio y el núcleo de comunicación, aglutinando también parte del mobiliario a medida. El espacio central queda como punto de reunión de la casa. En la planta primera los dormitorios y la sala de uso flexible se desarrollan a lo largo del perímetro, conectándose a través de la galería que vuelca sobre la doble altura.

La materialidad de la vivienda se basa en el travertino del suelo continuo sólo interrumpido por el encintado de mármol blanco coincidente con el espacio de doble altura. El uso de la madera en la cocina y en la estantería del comedor acompaña al resto de piezas de mobiliario y crea contraste con el resto de paramentos.