Tipo Concurso Público
Ubicación Parcela RP2, Torreblanca, Sevilla
Año 2019
Cliente EMVISESA (Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla S.A)
Programa Viviendas protegidas y locales comerciales
Superficie 1826.45 m2
Equipo de proyecto Jiménez&Linares y Ciria Álvarez
Colaboradores Paloma Márquez Aguilar
Infografías Jose Manuel Ballesteros Hernández

Como en el libro de Cernuda, el proyecto vuelve la vista atrás para reflexionar sobre espacios que a todos nos han marcado y las sensaciones que recordamos. El sonido de un jardín, la claridad de un patio blanco o un umbral profundo y en sombra. Pero como en Ocnos, el proyecto busca aprender del pasado desde el presente, con un lenguaje moderno y llano. Sin métrica ni rima.

Desde el exterior el edificio se percibe como un volumen rotundo y contemporáneo, con una fachada continua hacia la calle, a donde asoman diferentes huecos desordenados. Algunos de estos huecos muestran comercios a doble altura, otros más profundos albergan las terrazas de las viviendas, mientras que los últimos, los más estrechos y transparentes revelan un interior vacío, enmarcando visiones parciales de un jardín elevado.

En la planta baja y la entreplanta, se sitúan los comercios que, con una sección en U, abrazan el jardín elevado, separando las viviendas en dos pequeñas torres-miradores, que coronan el conjunto.

La tipología proyectada se compone de viviendas de cuatro, tres y dos dormitorios. Todas ellas siguen un esquema común: una banda lateral que recorre la fachada alberga usos como cocina, aseos, espacio de almacenaje y terrazas, aislando del exterior.

La agrupación de unidades de vivienda se hace dos a dos, con viviendas del mismo número de habitaciones enfrentadas una a la otra. Con esto se consigue que la división entre unidades de vivienda sea interior, mejorando las condiciones de intercambio de calor entre entidades distintas.

El edificio se concibe como un edificio compacto, minimizando las orientaciones norte y sur, concentrando sus huecos en torno a terrazas con vegetación y estores de protección.

Las fachadas se aíslan por el exterior con un sistema SATE que reduce al mínimo los puentes térmicos. La cubierta ajardinada presenta un suelo técnico elevado y utilizando jardineras cubiertas por plantas tapizantes de porte pequeño-medio, aporta confort térmico.

Las instalaciones de la vivienda se concentran en una falsa viga perimetral que facilita la redistribución de las habitaciones, prolongando su vida útil.