PRIMERA MENCION PARA LA REFORMA URBANA DE BOROX

II Concurso Internacional de Arquitectura Richard H. Driehaus 2018
Vista de la fachada sur del Centro de Mayores desde el parque
·

Jiménez Linares Arquitectos obtiene la Primera Mención de Honor en el II Concurso Driehaus para la reforma urbana del entorno de la Avenida Piedad Colón, en Borox con la propuesta “Bosque de Ribera”

·
CONCURSO

El Concurso de Arquitectura Richard H. Driehaus es un concurso internacional dirigido a promover la práctica de una arquitectura y un urbanismo que preserven y den continuidad a las tradiciones locales y que contribuyan a generar una estructura urbana más coherente, sostenible y socialmente integradora. Para ello, se fomenta el uso de materiales y técnicas propias del lugar con el fin de encontrar propuestas comprometidas con la conservación del patrimonio cultural español.

JURADO

El jurado está compuesto por figuras destacables por su producción arquitectónica como Rafael Manzano o León Krier, pero también por expertos en gestión del patrimonio y representantes de las diferentes instituciones que dan soporte al concurso. Entre ellas, INTBAU, el Ministerio de Fomento y el de Cultura, el CSCAE, o la Fundación Rafael Manzano.

EMPLAZAMIENTO

Borox, ubicado en la provincia de Toledo, propone como emplazamiento la intervención en un contexto urbano deteriorado. Su empeño es devolver el carácter local a un punto estratégico en su trama urbana. Para ello propone la transformación de los dos principales edificios públicos ubicados en la Avenida Piedad Colón. El Centro de Día para los mayores y la Biblioteca Municipal. Ambos son hoy espacios ajenos a las formas y los materiales propios del lugar. Pero también su entorno urbano más cercano. Estas intervenciones puntuales podrían servir de impulso para futuras iniciativas públicas y privadas que fueran paulatinamente devolviendo un paisaje urbano más cercano a la identidad manchega.

PROPUESTA

El proyecto busca crear un conjunto con diferentes imágenes. Por un lado, alberga lugares de tránsito y encuentro a cielo abierto. Pero al mismo tiempo también acoge espacios de estancia, más protegidos y sosegados, como son el Centro de Día y la Biblioteca Municipal. Entre ambos, entre el espacio público y el privado se desarrolla la arquitectura. Como una suerte de umbral que comunica ambos mundos.

Se trata pues de una arquitectura densa y espesa, no solo por el grosor de sus muros, sino por la profundidad de sus soportales y galerías. Espacios en penumbra que protegen del fuerte sol del verano. Una arquitectura sobria, sensible a las formas populares, a los materiales locales y al oficio de los artesanos de la zona.

Sin embargo, la imagen de la arquitectura no queda limitada a las fachadas. Por el contrario, todo el espacio urbano en el que se desarrolla el proyecto, la Avenida Piedad Colón, está poblado de intervenciones. Bancos, fuentes, paradas de autobús, juegos de niños, emparrados… El conjunto se inserta en una intervención paisajística que respeta la practica totalidad de los árboles existentes. Y al mismo tiempo incluyendo otros nuevos, así como arbustos y vegetación baja de carácter autóctono. Como resultado, se busca crear un paseo, que congregue a todos los habitantes de Borox. Y así comunicar y prologangar hacia el exterior sus dos nuevos equipamientos.

Consulta la propuesta completa

Consulta las propuestas premiadas