ENTREGA DEL PRIMER PREMIO

III Concurso Internacional de Arquitectura Richard H. Driehaus 2019

Por segundo año consecutivo acudimos a la entrega de Premios del III Concurso Internacional de Arquitectura Richard H. Driehaus 2019, siendo galardonados con el primer premio con el proyecto “Béjar ante el espejo”.

PREMIO

El concurso internacional de arquitectura Richard H. Driehaus está dirigido a promover la práctica de una arquitectura y un urbanismo que preserven las tradiciones locales, construyendo una estructura urbana más coherente, sostenible y socialmente integradora. Para conseguir este fin, se valora el uso de materiales y técnicas propias del lugar, que consigan la conservación del patrimonio cultural español.

JURADO

El jurado del Premio se compone por el propio Richard H. Driehaus, así como representantes de las instituciones que promueven y dan soporte al concurso, como INTBAU, el Ministerio de Fomento y el de Cultura, el CSCAE o la Fundación Rafael Manzano.

EMPLAZAMIENTO

Béjar se extiende por dos líneas paralelas que serpentean sin tocarse. La primera es el río Cuerpo de hombre que orada el valle entre las sombras de un bosque de ribera. La segunda es una larga calle que recorre la loma sobre la que se asienta el municipio. A lo largo de la historia, mientras el río se iba poblando de batanes, molinos, fábricas y obradores textiles, las principales calles y plazas de Béjar se han ido cercando de casas, iglesias y galerías, aislándose del paisaje, hasta constituir dos realidades contiguas que coexisten casi sin mirarse: arriba la ciudad medieval y abajo la ciudad fabril. Tal vez por ello, cuando a comienzos del siglo XVIII, Buonaventura Ligli pintó su vista de Béjar, dispuso un espejo sostenido por unos hombres de musgo, que reflejaba el palacio ducal. Una suerte de remedo de la Venus del Espejo, que nos da a entender que la ciudad no se mira en el río y que lo que el espectador está realmente contemplando es su espalda.

PROPUESTA

El proyecto busca subrayar el gran valor paisajístico de la cornisa norte de Béjar. Para ello, se busca crear un conjunto urbano capaz de atraer nueva actividad a esta parte del casco histórico. Este conjunto se compone de tres operaciones encaminadas a revitalizar el corazón del barrio. La primera consiste en la rehabilitación de un antiguo obrador textil del siglo XIX, para convertirlo en una nueva escuela de oficios textiles, que de continuidad a esta importante industria tradicional. La segunda operación busca crear una plaza-mirador; un espacio de convivencia que de una mayor dar una mayor visibilidad a la escuela de oficios, y que permita abrir la ciudad al paisaje del río, con un gran balcón desde el que contemplar el valle. La tercera operación, consiste en crear un edificio con soportales comerciales que, sustituyendo el actual edificio auxiliar del obrador, de solución al importante desnivel de más de seis metros, que existe entre el entorno de la escuela de oficios, y las calles colindantes. Este edificio, albergaría dos escaleras que permitirían unir la zona de la Iglesia de Santa María la Mayor a la nueva plaza, además contendría diferentes locales que contribuyan al desarrollo del comercio en esta parte de la ciudad.

De forma paralela, hacia el oeste el proyecto contempla la reurbanización del paseo de la cornisa ampliando las aceras y plantando árboles en su recorrido, para crear un espacio de estancia, con juegos de niños, bancos y zonas verdes. Finalmente, hacia el oeste, se proyecta la construcción de una residencia de estudiantes en la Calle de los Curas, para los alumnos de la nueva escuela de oficios textiles.

ENLACES

Consulta la propuesta completa

Web del Driehaus Competition

Exposición Nueva Arquitectura Tradicional 2019

Jimenez&Linares y Richard H. Driehaus durante el evento